10 consejos imprescindibles para comidas navideñas

1. No te agobies por lo que vas a comer

Son fechas especiales, todos tenemos más cenas y comidas de lo previsto y más de uno sufre agobio pensando en lo que va a comer y peor, en lo que va a engordar. Lo más importante llegadas estas fechas, es no obsesionarse ni con el peso ni con la comida. Es cierto que seguramente comamos de más, pero con una buena planificación y sobretodo con una actitud positiva se puede reducir al mínimo el efecto de las comidas navideñas en nuestro cuerpo.

2. Planifica el menú

Si tus navidades van a consistir en pasarlas en familia y comer en casa, piensa el menú de esa semana con antelación y haz la compra de acuerdo con este. Es muy común tender a comprar comida de más y al final el caos nutricional se impone. Si lo planificas con tiempo, será más fácil controlar los excesos de comida.

3. Comunícate con tu familia.

Sé que no parece tener mucho sentido pero hay un efecto que se produce en las reuniones familiares y es el de “no voy a ir con las manos vacías” y “¿seguro que va a haber suficiente comida?”.
Bien, mi consejo en estos casos para evitar que cada uno aparezca con una bandeja de aperitivos, es que habléis del menú con antelación y decidáis que lleva cada uno. Si alguien se queda sin llevar nada, no es el fin del mundo, no os vais a quedar con hambre pero con suerte cada uno se va solo con medio tupper lleno de comida en lugar de dos.

4. No suprimas comidas

Suprimir comidas porque vamos a comer de más, nunca es una buena solución. Lo mejor es seguir realizando las cinco comidas al día ya que ayudará a que no llegues más hambriento a las siguientes comidas y te permitirá seguir con tus hábitos saludables.
Tampoco optes por no comer los días siguientes o hacer dietas “detox”, mejor haz comidas ligeras y sigue el consejo numero dos.

5. Controla el picoteo

Poner en el centro “para picar” es un clásico, en la medida de lo posible intenta elegir siempre un primero y un segundo para limitar el picoteo al máximo.
Si no fuera el caso y solo hubiera para picar, sírvete en tu plato lo que vayas a consumir de una sola vez y cómelo con calma, eso evitará que termines perdiendo la noción de lo que estas consumiendo y te ayudará a controlar las cantidades y la sensación de saciedad.

6. Sal a andar con la familia

Para ayudar a rebajar las comidas y favorecer un estilo de vida activo aun en fiestas, salir a pasear con tus familiares puede ser una buena manear de realizar algo de actividad física y aprovechar para pasar tiempo con la familia.

7. Comidas fuera de casa

En ocasiones, puede ser hasta beneficioso ya que tenemos un tiempo determinado para comer y no podemos hacer la sobremesa indefinida. Sin embargo, para todas las personas que celebráis las fiestas fuera de casa, intentad buscar sitios donde haya un menú cerrado y podáis elegir un primero y un segundo evitando al máximo el picoteo.
Si tienes que elegir entre carne y pescado, procura elegir el pescado. Y recuerda que en navidad también se pueden comer verduras como acompañamiento a los platos principales.

8. Turrones y bombones

Es Navidad, no voy a pedirte que no consumas turrón o bombones. Lo que sí que te pido es que por favor, no empieces a comprarlo el día 1 de diciembre y los tengas en un expositor en medio del salón o de la cocina porque la tentación de coger uno cada vez que pases va a ser inevitable.
Del mismo modo que no comemos tarta durante un mes porque sea el cumpleaños de alguien, no hace falta estar comiendo dulces desde noviembre porque sea Navidad.

9. Los postres

También son un clásico, y del mismo modo que los turrones no se trata de no consumirlos pero intenta colocarlos en las comidas de medio día y evitarlos en la cena. También es importante que en estas fechas no te olvides de consumir frutas.

10. Alternativas saludables

No es necesario suprimir los embutidos, quesos y foie pero también es bueno comer verduras. No olvides poner ensaladas en el centro de la mesa, también puedes buscar aperitivos compuestos de verduras como los patés de tomate o berenjena o cocas de verdura. Hay platos principales que son deliciosos y además saludables como una rustidera de pescado con patatas, cebolla y tomate o un solomillo asado con patata, calabacín y cebolla.

María Pérez

Nutricionista en EPersonal Alicante Centro