Si padeces asma, entrena la musculatura respiratoria.

El asma es una enfermedad crónica de los pulmones que inflama y estrecha las vías respiratorias, que afecta a 334 millones de personas de todas las edades a escala mundial, causa períodos repetidos de sibilancias (silbidos al respirar), presión en el pecho, dificultad para respirar y tos.

Es aconsejable entre los pacientes asmáticos que fortalezcan y entrenen los músculos respiratorios y para ello, es necesario plantear un programa de rehabilitación pulmonar, que alcance los siguientes objetivos:

  • Reducir la obstrucción de las vías aéreas, con la finalidad de aliviar y controlar los síntomas de la incapacidad respiratoria.
  • Reducir el pánico a la disnea del paciente.
  • Mejorar su condición nutricional.
  • Introducir el ejercicio físico en la rutina de su vida  de forma segura.
  • Mejorar la calidad de vida.

La prescripción de ejercicio físico para asmáticos, debe de ser individualizada debido a los estadios de gravedad de la enfermedad entre los pacientes y siempre bajo la supervisión de profesionales.

Si conoces a alguien con esta patología, en EP podemos ayudarle.

Jardim J, Farkas G, Prefaut C, Thomas D, Macklem PT, Roussos CH. The failing inspiratory muscles under normoxic and hypoxic conditions. Am Rev Respir Dis 1981.
Martin JG, Powell E, Shore S, Emrich J, Engel LA. The role of respiratory muscles in the hyperinflation of bronchial asthma. Am Rev Respir Dis 1980.