Cafeína y ejercicio

La cafeína es uno de los productos ergogénicos de más amplio uso en el mundo. Fue estudiada por sus efectos potenciales en las actividades que requerían capacidad de resistencia. Los primeros estudios de Costill y cols demostraron la existencia de mejoras notables en la resistencia en ciclista de competición que ingirieron ésta en comparación con otro grupo que consumía una bebida con placebo. La cafeína incrementa el tiempo de resistencia en series de esfuerzo con un ritmo fijo y reduce los tiempos en carreras de distancias fijas.

Ahora, generalmente, se llega a la conclusión de que la cafeína mejora la capacidad de resistencia, posiblemente a través de una mayor movilización de ácidos grasos libres, lo que conlleva al ahorro de glucógeno muscular para su uso posterior.
La cafeína también puede mejorar el rendimiento en las actividades de sprint y fuerza. Aunque son pocos los estudios que se han dedicado a investigar esto, la cafeína puede facilitar el intercambio del calcio en el retículo sarcoplasmático e incrementar la actividad de la bomba sodio-potasio, manteniendo mejor el potencial de la membrana muscular.

La cafeína incrementa el tiempo de resistencia en series de esfuerzo con un ritmo fijo y reduce los tiempos en carreras de distancias fijas.Mejora la alerta, la concentración, el tiempo de reacción y los niveles de energía. Las personas que toman esta sustancia con frecuencia se sienten más fuertes y competitivas. Creen que pueden rendir durante más tiempo antes de que se presente la fatiga, y que si ya estaban previamente fatigados, dicha fatiga se reduce. Sin embargo, un exceso consumo de esta sustancia puede desencadenar distintos efectos secundarios, como por ejemplo insomnio, intolerancia gastrointestinal, deshidratación (diurética), etc.

café-y-deporte

¿Qué productos contienen cafeína?

Alimentos como el café, el té, el chocolate, refrescos de cola, mate, guaraná. No es un nutriente esencial en la alimentación, pero su uso es muy habitual en la sociedad. El uso continuado de la cafeína puede crear dependencia, por lo que, podría considerarse una droga, pero en la actualidad no lo es.
La cafeína aparece en la composición de muchas infusiones, refrescos, bebidas energéticas y en productos farmacéuticos como sustancia única o en asociación con otras sustancias, igualmente en la suplementación deportiva en la dosis óptima para mejorar el rendimiento del deportista.Imagen sin título

 

Cafeína, otros estimulantes y dopaje

Actualmente la cafeína está incluida en las listas de productos prohibidos por la reglamentación antidopaje del Comite Internacional Olímpico (CIO).
Su uso está permitido hasta un límite: se puede tomar cafeína siempre que en la orina no aparezcan más de 12 microgramos por mililitro. Esta cantidad, que viene a equivaler a una toma de 5 miligramos de cafeína por kilo de peso (con lo que a un atleta de 60 kilos le caben 300 miligramos), curiosamente, corresponde con la dosis óptima, la que ofrece al deportista mayores beneficios.

Anfetaminas: Estas incrementan nuestro estado de excitación lo que conlleva una sensación de mayor energía, seguridad en sí mismo y capacidad más rápida de decisión. Las personas que las toman experimentan:

  • Reducción de la sensación de fatiga.
  • Incremento de la tensión arterial sistólica y diastólica. Aumento de la frecuencia cardíaca.
  • Una redistribución del flujo sanguíneo hacia los músculos esqueléticos.
  • Un incremento de glucosa y de ácidos grasos libres en sangre.
  • Una mayor tensión muscular.

En uno de los estudios mejor controlados se hallaron notables incrementos después de la administración de anfetaminas en:

  • La fuerza de extensión de la rodilla y la aceleración.
  • El tiempo necesario para llegar al agotamiento durante la realización de pruebas máximas en la cinta ergométrica.
  • La respuesta máxima del lactato después de la prueba máxima en la cinta ergométrica.
  • La frecuencia cardíaca máxima.

El consumo de anfetaminas es peligroso, llegando incluso a la muerte por una administración excesiva.

Cocaína: Debido a los peligros que conlleva el uso de la cocaína, se han efectuado pocos estudios sobre sus propiedades ergogénicas. Considerando solamente los estudios bien controlados, no existe ninguna prueba que indique que la cocaína tiene alguna propiedad ergogénica, a pesar de su similitud con las anfetaminas.

Conclusiones

Destacar que tanto en aspectos de entrenamiento como nutricionales (donde se incluye suplementación deportiva) debe estar totalmente individualizado y planificado en base a la persona y a la actividad que desarrolla, ya que son diversos los factores que hacen que cada persona presente diferentes necesidades fisiológicas y de rendimiento. El Servicio Médico-Nutricional y de Entrenamiento EPersonal te da las soluciones para conseguir una alimentación saludable, y obtener un total disfrute de tu día a día durante la práctica de ejercicio físico.

Ulises Casasola

Entrenador EP La Vila Constitución