Pequeños consejos… ¡Para iniciarse en el ciclismo!

Camino del buen tiempo, los días más largos, el sol asoma y los amantes del deporte al aire libre se preparan para sacarle partido. Es cada vez más frecuente encontrarnos ciclistas y gente que va en bicicleta por la carretera. El ciclismo de competición es un deporte muy duro tanto física como psicológicamente, y en él se utilizan distintos tipos de bicicletas. Hay varias modalidades o disciplinas en el ciclismo de competición como ciclismo en carretera, ciclismo en pista, ciclismo de montaña, trial, ciclocross y BMX y dentro de ellas varias especialidades. El ciclismo de competición es reconocido como un deporte olímpico. La Unión Ciclista Internacional es el organismo gobernante mundial para el ciclismo y eventos internacionales de ciclismo de competición. Durante las últimas décadas se han ido perfeccionando las técnicas de entrenamiento y nutrición ciclista facilitando todo tipo de recursos a los aficionados para poder avanzar en su preparación. En este grupo de ciclistas están los que se preparan para mejorar sus marcas a cualquier nivel y los que práctican ciclismo sin ánimo competitivo, usando la bicicleta como medio de ejercicio físico, diversión, transporte o turismo. Lo habitual es quedar con amigos para realizar entrenamientos o esas salidas ociosas. Cada vez hay más gente que se inicia en este bello deporte. La ciudad de Alicante y alrededores es un sitio ideal para esto, ya que presenta lugares cercanos poco transitados y con una orografía sencilla.
Además de esto existe el llamado ciclismo urbano que no es necesariamente un deporte, aunque favorece la salud de quien lo practica. Consiste en la utilización de la bicicleta como medio de transporte, ya sea al trabajo, de compras, para hacer gestiones o de ocio; se trata por tanto de distancias cortas o medias recorridas en medio urbano y sus alrededores. Sus seguidores son, junto con los cicloturistas, los que viven la bicicleta como medio de transporte. Ciudades con excelente infraestructura ciclista son Ámsterdam en Holanda, Copenhague en Dinamarca entre otras. España y Argentina en este sentido están situadas en el furgón de cola, aunque van mejorando paulatinamente. Bogotá, Colombia está posicionada como la tercera ciudad del mundo más amigable al ciclista, detrás de Ámsterdam y Copenhagen. Hoy en día este medio de transporte se convierte en una alternativa ante la vorágine motora que condena a las ciudades como a sus pobladores, quienes sucumben cada vez más ante las presiones del trabajo.
Desde EPersonal queremos dar una serie de consejos a la gente que se inicia que pueden ser extrapolables al resto de usuarios de este medio de transporte:
1.  Evitar zonas muy transitadas o con mucho tráfico (sobre todo en horas punta).
2.  Respetar las normas de circulación, circular por la derecha y señalizar cada uno de nuestros movimientos, para exigir siempre hay que dar y para que te respeten debes saber respetar.
3. Recomendamos el casco tanto si es obligatorio como si no siempre ya que cuando menos lo esperemos podemos recibir un golpe o una caída tonta.
4. Para ajustar la bicicleta a nuestras medidas pedir consejo en nuestra tienda de confianza, a nuestro entrenador o amigo con conocimientos específicos del tema que nos pueda ayudar.
5.  Seguir siempre una progresión lógica y acorde con nuestro estado físico, empezando por rutas llanas y no muy largas.
6.  Ante cualquier duda consultar con un profesional especializado acerca del tema.
Disfrutad del deporte con responsabilidad y… ¡Nos vemos en la carretera!

Gustavo Fernández