CONSEJOS PARA MANTENER LA LÍNEA EN NAVIDAD

La navidad está a la vuelta de la esquina, con todos los excesos nutricionales que solemos cometer en estas fechas.

Además, nos excusamos con que en enero vamos a empezar a comer mejor, vamos a ejercitarnos más, y un sinfín de promesas que nunca llegan.

Lo mejor pues, para estas fechas como para cualquier otras, es la planificación.

¿Qué días clave voy a tener  comidas/cenas comprometidas?

Seguro que no van a ser más de 3 o 4. Por tanto, podremos excedernos un poco en éstas mismas, pero el resto de comidas del mes tendremos que tener cuidado en nuestras ingestas para compensar.

¿Dónde se van a celebrar estas comidas/cenas? ¿Pueden haber opciones saludables?

Si se va a celebrar en alguna casa que no sea la tuya, puedes proponer opciones más saludables, te lo agradecerán.

Tal vez te toque encargarte de algún evento y tengas que cocinar tú. Puedes incluir “picoteos” más sanos, puedes crear guarniciones a base de verduras para no aumentar demasiado el contenido calórico, puedes elaborar postres a base de fruta…

Si vais a comer a un restaurante, seguro que las guarniciones pueden ser a base de verdura, elegir una ensalada para empezar y saciarse o restringir el postre…

Lo importante es comer sin tener mucho apetito, por ello; puedes optar por comer algún yogur o pieza de fruta antes de asistir a los eventos.

¿Vas a tener vacaciones?

Debes organizarte los días que tengas menos compromisos y estés más libre para salir a andar, dar una vuelta en bicicleta o simplemente moverte más. Con 30 minutos por la mañana o por la tarde es suficiente para sentirte más ligero y preparar tu organismo para seguir disfrutando de las navidades.

Modera el consumo de alcohol

Las fiestas siempre van acompañadas de alcohol. Cuidado con éste ya que contiene muchas calorías. Intenta beber agua siempre que puedas.

Hay muchas opciones para hacer que las fiestas sean un poco más saludables, y así no empezar el 2017 con unos cuantos kilos de más.

Aunque enero esté a la vuelta de la esquina con todos sus buenos propósitos, siempre será más llevadero si no cometemos grandes excesos en diciembre.

 

Emma Aarstad

EPersonal Benidorm