#desmontandomitos

“TENEMOS UNA DE LAS DIETAS MAS SANAS: LA MEDITERRANEA”

La dieta mediterránea es mundialmente conocida por sus beneficios en la salud.

Las características básicas de esta cultura alimentaria son: el consumo moderado de proteína animal (predominando el pescado), abundantes verduras, frutas, legumbres y frutos secos. Y claro, todo esto aliñado con aceite de oliva virgen extra.

Tendemos a pensar que por vivir en el mediterráneo, comer algo de pescado y algo de verdura de vez en cuando, estamos siguiendo este modelo de dieta, pero nos estamos alimentando de una manera totalmente diferente al que marca la dieta mediterranea.

Consumimos gran cantidad de carnes rojas y procesadas, productos derivados de cereales refinados, gran variedad y cantidad de productos superfluos compuestos por materias primas de muy baja calidad, una elevada cantidad de azúcar, así como de grasas inflamatorias que encontramos en casi todos los productos procesados.

En resumidas cuentas, vivimos en el mediterraneo, pero no seguimos la dieta de esta zona. Nuestra alimentación se asemeja mucho más a la que siguen los norteamericanos.

Si la dieta mediterránea aporta beneficios a nivel cardiovascular, metabólico, para el control de peso, a modo de prevención para cánceres y otras enfermedades… ¿Por qué en España somos obesos (somos el segundo puesto en el ranking de obesos europeos), tenemos muchos problemas de corazón, cánceres, diabetes…?

Tal vez haya que replantearse nuestra manera de comer. Tenemos una de las mejores dietas del mundo, pero no la llevamos a cabo.

 

Emma Aarstad – EPersonal Benidorm