#desmontandomitos

“SI NO TOMAS LECHE, TUS HUESOS ESTARÁN DÉBILES”

Últimamente se habla mucho de la leche, que si es buena, que si no lo es, que si necesitamos su calcio para mantener una buena salud ósea, que si no lo necesitamos, que si somos intolerantes a la lactosa

Un gran porcentaje de la población tiene cierta intolerancia a la lactosa (el azúcar propio de la leche) y aun así, se empeñan a beberla aun sintiendo pesadez y cierto dolor de estómago. En muchos casos, por miedo a no obtener el calcio suficiente que le permita tener huesos fuertes.

También están los que defienden que la leche es mala malísima, que no hay que tomarla bajo ningún concepto.

No hay pruebas de ello, la leche no tiene porque ser mala siempre y cuando te siente bien. Si no te sienta bien, no la tomes, tus huesos no se van a fracturar porque hay muchos otros alimentos que contienen calcio.

HAY MUCHOS OTROS ALIMENTOS QUE CONTIENEN CALCIO: frutos secos, sardinas en lata, verduras de hoja verde, semillas (sésamo, lino, chía…)

Por ello, si no te gusta la leche, o no te sienta bien no te fuerces a tomarla, puedes obtener calcio de muchos otros alimentos. Si te gusta y te sienta bien, tómala.

Independientemente de dónde venga tu aporte de calcio, es importante la ingesta de vitamina D para que el cuerpo pueda absorberlo. La vitamina D la encontramos en muchos alimentos, pero es necesario que nos dé el sol en la piel para que esta vitamina tenga efecto.

EPersonal Benidorm