#DesmontandoMitos

“Beber una copa de vino al día es bueno para la salud”

En los años 80 se hizo un estudio sobre la salud cardiovascular de distintos países, entre los cuales se encontraba Francia.

Los resultados mostraron que los franceses tenían mejor salud que los demás países que participaban en el estudio, a pesar de que éstos comían mayor cantidad de grasas saturadas (mantequilla, quesos, foiegras…)

¿Qué conclusión sacaron de todo esto?

Que a pesar de consumir grandes cantidades de grasas de origen animal, los Franceses gozaban de salud por consumir vino, dato que aprovecharon las conocidas bodegas francesas para vender su producto como algo saludable y con efectos positivos a nivel cardiovascular. Y de ahí sale el mito de la copa de vino diaria, que es totalmente falso puesto que el alcohol no trae ningún efecto beneficioso a nuestro organismo, sino todo lo contrario.

¿Pero entonces, porqué los franceses tenían mejor salud que los demás?

A este hecho se le llama la “Paradoja Francesa”.

Se demostró que la gente que tomaba una copa de vino al día era gente moderada en los demás aspectos de su vida: moderada comiendo, moderada haciendo ejercicio, y de un estatus económico medio (el vino es caro).  No hay relación directa entre consumo de vino y buena salud cardiovascular, es una simple suposición mal hecha que ha tenido mucha repercusión.