4 motivos para entrenar en grupo

Hoy os queremos hablar de los beneficios de entrenar en grupo. Y es que, para gustos los colores, hay a quien le encanta disfrutar de la soledad, de la buena música o quedarse a solas con sus pensamientos; pero la realidad es que rodearte de otras personas con tus mismos objetivos, te puede ayudar a hacer el camino más fácil. ¿Eres de los que les gusta “sufrir” en compañía? Hoy te dejamos 4 motivos por los que entrenar en grupo te ayuda a estar más cerca de tus metas:

  1. Se acabaron las excusas: Al entrar en un grupo o quedar con un amigo, adquirimos un compromiso con más gente. Normalmente estos compromisos son más fuertes que los adquiridos con nosotros mismos. Cuanta más gente depende de nosotros, el abanico de excusas se vuelve más pequeño.
  2. Eleva el nivel de esfuerzo: Al entrenar en grupo aumenta el nivel de exigencia, aparece en escena la competitividad bien entendida y elevamos nuestro nivel de tolerancia al querer responder delante del resto. El componente social te empuja a seguir activo, a no parar y acabar la sesión. Cualquier persona multiplica su nivel de rendimiento en presencia de otras. En soledad muchas veces las excusas se hacen más grandes alimentadas por la ausencia de una exigencia externa. Por ello es importante definir bien los grupos de entrenamientos, y establecer un baremo adecuado para la formación de los mismos.
  3. Aumenta la diversión: Al entrenar en “equipo” aparece en escena, para el diseño de nuestro entrenamiento, un componente básico en el deporte a lo largo de la historia: el juego y la competición. Tus sesiones serán más dinámicas y divertidas: gana, pierde, ríe, demuestra… El entrenamiento en grupo fomenta el intercambio de sensaciones y experiencias.
  4. Comparte tus problemas, rutinas y reduce el estrés: El ser humano es un “animal social”, y este es el componente más importante de entrenar en grupo. Conoce gente nueva, desconecta del día, ríe, escucha una anécdota divertida, comparte consejos, rutinas y emprende nuevos retos. Crea un nuevo entorno propio, con gente distinta y evádete de la rutina.

 

Álvaro García Tomás – EPersonal