Lesionados

Seguro que conoces a alguien que sufre una lesión y por más que pone remedio no se recupera.

Vamos a ser realistas, esta es la primera premisa, conocer de primera mano qué es lo que está ocurriendo, conocer el daño ocasionado, este puede ser a nivel de tejido muscular, tendinoso, cartilaginoso, óseo… incluso la suma de algunos de estos. Pues sí, es lo primero que hay que conocer y a partir de aquí buscar el causante de este problema, ya que sólo abordar la consecuencia sería incompleto, por lo tanto la cosa se complica.

No quiero mencionar a los profesionales competentes en estas cuestiones, prefiero que seas tu mismo el que los deduzcas. Lo que sí que te voy a decir es que en mi cabeza aparecen 3 profesionales encargados de estas cuestiones, me encantaría conocer a sólo uno que sea capaz de hacer esto, pero todavía no le conozco.

Y no lo digo yo, la ciencia ya lo ha demostrado, en un proceso de rehabilitación intervienen varios profesionales. Conceptualmente podemos dividirlo en dos fases:

FASE 1: Estudio, diagnóstico y planificación.

En este periodo tiene lugar la anamnesis (entrevista inicial), exploración física y pruebas o test funcionales. Una vez recopilada esta información se procede a la planificación del proceso de rehabilitación.

FASE 2: Empezamos a trabajar.

A partir de la 1ª fase iniciamos un proceso que tiene como finalidad mejorar al máximo la funcionalidad y la autonomía a la persona, la reinserción social y laboral del lesionado.

Volviendo a la materia, muchos son los factores que entran en juego y condicionan  el éxito del proceso:

  • Diagnóstico acertado
  • Tratamiento bien diseñado.
  • Aplicación correcta del tratamiento.
  • Control y seguimiento del proceso.

Con esta entrada, lo que pretendo es que si alguna vez te lesionas, tengas criterio para decidir a dónde dirigirte y en qué profesionales confiar.

Por mi parte seguiré mi proceso de aprendizaje, rodeándome de especialistas que aporten su conocimiento y experiencia en el complejo proceso de la rehabilitación.

 

Gaspar Sellés