Miguel Mataix logra el 3r puesto en el Gran Ultra de Emmoma

Miguel Mataix consiguió el pasado fin de semana un excelente resultado en la durísima prueba el Gran Ultra de Emmona.

El Gran Ultra de Emmona comenzó el viernes a las 7 de la tarde en Sant Joan de les Abadesses ante una gran expectación y numeroso público que llenó todo el paseo de salida para animar a todos los corredores que se enfrentaban a un recorrido de “locos”: 172 km con 12.000 metros de desnivel positivo y 22 cimas de más de 2.000 metros de altura. Para el que no entienda de qué va esto, puedo asegurar que es una auténtica barbaridad.

Entrenamiento Personal Trail Running 1

El planteamiento de la carrera estaba claro. Iba a ser muy larga y había que ir poco a poco, de menos a más, a su ritmo y controlando los tiempos para comer y beber, ya que un posible fallo en estos aspectos supondría mucha más dificultad y problemas para poder terminar la prueba.
La carrera se inició a buen ritmo pasando primero por Pardines (km 20). En el ascenso al collado de los Tres Pics ya de noche empezó a formarse una niebla espesa que no permitía ver más allá de 5 metros cosa que hacía muy difícil seguir las marcas de la carrera. Miguel iba en un grupo de unos 10 corredores en cabeza que tuvieron que agruparse entre todos para poder encontrar bien las marcas y no perderse. Esta parte hizo reducir la marcha y alargar los tiempos previstos de paso.
A media noche, hacia las 02:00 horas, llegaba al avituallamiento de la población de Setcases situado entre los 15 primeros de carrera, quedaban por delante muchísimos kilómetros, él era consciente y sabía que había que gestionar muy bien los tiempos y aguantar porque los más duro llegaría más adelante.

Entrenamiento Personal Trail Running 2

Avituallamiento Setcases km 42’7 junto a Patxi Rubio y Egoitz Aragon.

Ya a la madrugada, después de subir al Costabona llegaba a las 5:10 horas a la estación de esquí de Vallter 2000, km 59 de la carrera, punto previo antes de la parte más técnica y dura del gran ultra. Tras descansar un poco, comer, y cambiarse de ropa salió del avituallamiento manteniendo las posiciones y animado por el ritmo que llevaba y las sensaciones que le transmitía el cuerpo.

Entrenamiento Personal Trail Running 3

Avituallamiento en Vallter km 59’4, junto a Javier Puit Juste

De Vallter se dirigió hacia el Valle de Nuria que le llevó al ascenso del Puigmal, la segunda montaña más alta de la provincia de Girona (2.909,6 m), situada en la frontera de España con Francia.
Es en esta parte del Puigmal donde la carrera marcó un punto y aparte. Los duras crestas, el viento, la niebla y el frío de la cumbre unido a los kilómetros acumulados hicieron que muchos corredores que no habían dosificado bien sufrieran mucho. Esta parte fue aprovechada por Miguel para seguir a buen ritmo junto a 4 compañeros más, para adelantarse y situarse en un grupo que marchaba entre 3º- 6º puesto.

“La parte de Vallter hacia Nuria y Puigmal ha sido impresionante. De los más bonito que he hecho nunca. Me he quedado sin palabras”

Juntos llegaron a Fontalba, km 89 a las 13:15 horas. El 1º corredor Roger Viñas ya había pasado y llevaba 1h 20’ horas de adelanto respecto a ellos, estaba intratable el gran corredor Ripolles; y el 2º corredor, Imanol Aleson les llevaba 50 minutos a ellos 3.

Era importante ver cómo estaba, me comentó que iba muy bien, a ritmo de los compañeros y con fuerza. Salió del avituallamiento y le comenté que aguantase ahí, que quedaba mucho y que el segundo corredor parece ser que había tenido un bajón en el Puigmal y posiblemente le pasase factura más adelante. Seguimos en la carrera!

Entrenamiento Personal Trail Running 4

Avituallamiento Fontalba km 89

El siguiente punto era la localidad de Planoles km 100 (15:00 horas), punto estratégico que utilizó para descansar un poco más y comer bien. De esta parte Miguel salió un poco de bajón y cabreado porque esperábamos encontrar algo de caldo caliente y pasta pero no fue así, de modo que utilizamos un tupper de pasta que teníamos preparado para que comiese un poco. Junto a los compañeros salió de Planoles dirección al Coll de la Creuta (1888 metros). Intentamos animarlo y que siguiera adelante que iba muy bien.
El tiempo era bastante inestable durante todo el día pero a partir de las 6 de la tarde empezó una importante tormenta, con agua y granizo que ponía la carrera más dura todavía. Le esperamos en Coll de la Creueta, donde llegó junto a dos corredores más 3º-4º- 5º. Me sorprendió que al vernos empezase a correr cuesta arriba y pensé: Todavía le quedan fuerzas! Buenísimo!
Dejaron el avituallamiento e iniciaron el ascenso por una ladera cuando empezó a llover con mucha fuerza y a caer piedra. Quedaban 50 km para la meta y las condiciones ahora eran terribles.

Entrenamiento Personal Trail Running 5

Coll de la Creueta km 125

Conociéndole sabía que iba bien y que ahora empezaba lo bueno. Lo veía con fuerzas para seguir adelante.

Bajamos a Campdevanol, último avituallamiento, a la espera del paso de los corredores en medio de una buena granizada. Era importante marcar tiempos en ese punto para dar el último empujón a meta.

A las 21:30 horas de la noche llegó el 1º corredor al pabellón de Campdevanol entre un gran clamor del público. Al entrar dentro, la organización le anunciaba la mala noticia de que la carrera se había neutralizado por las fuertes tempestades y el peligro que esto suponía para los corredores, es decir, él era el ganador de la carrera. (ver manifiesto de la organización)
https://www.facebook.com/UTEmmona/posts/469676773199401

Tras conocer de la noticia, rápidamente llamé a Miguel para anunciarle que la carrera se había neutralizado, que en el siguiente punto de paso que realizase lo iban a parar e impedir continuar por lo que le animé a que diera todo lo que tenía y que apretase hasta el final. Él me comentó en ese mismo instante, entre gritos, que ya se había dejado a los dos compañeros a unos 15 min detrás de él y que iba enchufado a intentar dar caza al 2n segundo; iba “en la quinta marcha puesta”, solo le preocupaba mirar hacia delante y correr todo lo que podía.

La duda que yo tenía ese instante era si habría pasado el Refugio de la Covil (137 km) antes de neutralizar la carrera y se dirigía a llegar a Campdevànol al igual que lo hacía ya el segundo corredor, o en cambio lo habían parado allí mismo. Al final llegó al Refugio y ahí justo terminó su Gran Ultra de Emmona. Por normativa de reglamento no podía seguir debido a la decisión tomada por parte de la organización.

Solo quedaba esperar a que lo bajaran al pueblo los vehículos de la organización y felicitarle por el carrerón que acababa de realizar. En total 137 km y 26 horas de carrera y un 3º puesto. Increíble se queda corto para poner adjetivo a lo que fue capaz de hacer.

Una lastima el no poder terminar la prueba y ver la entrada a meta que tanto mereció él y todos sus compañeros. Quién sabe si al año próximo volverá para cruzar el arco de meta…el tiempo dirá.

Nunca me cansaré de decirlo, hay que ser de otra pasta para hacer una locura como esta y se tiene que estar muy muy preparado física y mentalmente.

Entrenamiento Personal Trail Running 6

Podium: Miguel Mataix 3º, Imanol Aleson 2º y Roger Viñas 1º.

Gran Ultra de Emmona es posiblemente una de las carreras más duras de Europa y solo hay que hablar con los que participaron en este 1º edición para darte cuenta de ello.

Y como me dijo Miguel en varias ocasiones: Nunca sabes lo fuerte que eres, hasta que ser fuerte es tu única opción.

Una vez más nuestra más sincera enhorabuena de parte de todo el equipo de EPersonal y te apoyamos en tus próximos retos.

Más información: http://www.naciodigital.cat/naciomuntanya/noticia/1765