Mitos y verdades sobre la grasa corporal.

El exceso de grasa corporal supone una gran preocupación para gran parte de la población.

Vivimos en la sociedad de la abundancia de alimentos y tenemos vidas muy sedentarias, además de muchos otros factores que propician un exceso de esta sustancia.

Según el Estudio Nutricional de la población Española, un 40% de la población adulta de nuestro país tiene sobrepeso, y la industria y los medios de comunicación se aprovechan de la situación para vender productos milagrosos, así como dietas imposibles de seguir que prometen una rápida pérdida de peso, pudiendo poner en peligro tu salud.

Con motivo de la charla sobre pérdida de grasa que daremos este viernes, queremos adelantar algo de información y tal vez desmentir falsas creencias.

NO SE ELIGE DE DÓNDE SE PIERDE LA GRASA

Hay dietas que prometen una reducción de cierta zona del cuerpo comiendo unos alimentos u otros.

No se puede elegir de que zona perder. Cuando nos sometemos a una pérdida de peso en forma de grasa, dependiendo de nuestro sexo y nuestra genética, tendremos tendencia a perder de unos sitios u otros. La grasa más difícil de eliminar o grasa localizada, es aquella que se pierde con más dificultad, y en cada persona se encuentra en un determinado lugar.

SEGÚN EL SEXO TENEMOS TENDENCIA A ALMACENAR GRASA EN UNA ZONA U OTRA

Es sabido que las mujeres tienen tendencia a almacenar la grasa en glúteos y caderas, así como los hombres tienen más tendencia a almacenar grasa a nivel del abdomen.

Este reparto de la grasa según sexos es debido a una cuestión hormonal. El cuerpo es muy sabio y por ello las mujeres no suelen almacenar grasa en el abdomen puesto que es el espacio  para el “feto”. Por esto mismo, las mujeres son más propensas a almacenar grasa que los hombres, además también tienen menos masa muscular, por lo que “queman” menos calorías.

DEPENDIENDO DE LA ZONA, LA GRASA PUEDE SER MÁS O MENOS DAÑINA

La grasa que se almacena a nivel abdominal (tendencia en los hombres), tiene muchos más efectos dañinos a nivel metabólico que la grasa que se pueda almacenar en caderas, por ejemplo.

Esta grasa se llama grasa visceral, y es la que recubre nuestros órganos vitales, teniendo un gran impacto negativo en nuestra salud.

¿QUÉ MEJORA EN NUESTRA SALUD CUANDO REDUCIMOS NUESTRO PORCENTAJE DE GRASA?

La pérdida de grasa no solamente hará que nos sintamos más ligeros y nos veamos mejor en el espejo. Hay una serie de mejoras de la salud en varios niveles, tales como:

  • Mejora de los niveles de colesterol
  • Reducción de enfermedades del hígado (hígado graso no alcohólico)
  • Mejora de la diabetes tipo 2
  • Reducción de ataques de gota en caso de haberlos
  • Mejora de la incontinencia urinaria
  • Reducción del reflujo gastroesofágico
  • Reducción de la tensión
  • Reducción riesgo padecer enfermedades cardiovascualres
  • Mejora de la apnea del sueño
  • En general, mejora de la calidad de vida
La pérdida de grasa por tanto, no es una cuestión de estética. Hay miles de razones por las que deberíamos deshacernos de los kilos de más.

Con una correcta alimentación y actividad física de manera regular puedes conseguir eliminar los excesos de grasa en tu cuerpo, solo es cuestión de ser constante.

Te invitamos a la charla “10 tips para perder grasa” en EPersonal Benidorm el próximo viernes 26 de noviembre a las 19:00. Hablaremos sobre ella y te daremos consejos para combatirla y eliminarla.

 

Emma Aarstad – Nutricionista

EPersonal Benidorm