“No desistir”. La experiencia en EP de un paciente con distrofia muscular de cinturas

Nuestro amigo y paciente, Antonio Fernandez, nos cuenta su experiencia tras más de un año con nosotros desarrollando un Programa Clínic que le ayuda a vivir mejor el día a día, a pesar de su enfermedad. Atender casos como este requiere un gran esfuerzo de investigación y actualización continua por parte de los profesionales que lo atienden y lo ejecutan, en este caso el entrenador Gaspar Sellés y el Dr. Pere Esquerdo han sido los responsables del mismo. Ambos nos trasladan su enorme agradecimiento por las palabras de Toni Fernández, con las que os dejamos.

Quién me iba a decir a mí que podría REACTIVAR parte de la musculatura de mi cuerpo que hacía años que no funcionaba.

Durante muchos años los médicos nos inculcaron la idea equivocada de que el ejercicio sería nocivo para nuestro cuerpo. Según ellos, las personas con una enfermedad rara llamada DISTROFIA MUSCULAR DE CINTURAS no debían hacer ningún tipo de esfuerzo físico, ya que éste podría agravar su debilidad muscular. Por suerte la visión médica ha cambiado con el tiempo.

A pesar de todo, tras conocer la enfermedad y que yo era un afectado más, me negué a creerlo. Principalmente lo rechacé porque veía en mí mismo las pequeñas mejorías que sentía siendo una persona activa. Gracias a estas sensaciones inicié una búsqueda por intentar frenar el proceso degenerativo de la enfermedad, ya que a día de hoy no tiene cura. Año tras año no encontraba nada más que gimnasios que se dedicaban a hacerte levantar peso y más peso, sin apenas conocimientos del cuerpo humano. Esto no funcionó, como es evidente, sino que me provocó lesiones y dolores que hasta el momento no había tenido.

La lucha no acabó tan pronto y mi cabezonería hizo que siguiese buscando hasta toparme con el centro de entrenamiento personal EP. Acudí a ellos algo escéptico, no era la primera vez que encontraba a alguien que me vendía tener una solución para que pudiese mejorar.

Tras reunirme la primera vez con el Dr. Pere Esquerdo, uno de los médicos de este centro, y Gaspar Sellés, mi futuro entrenador, me hicieron una pequeña entrevista, exploración y me hablaron de las técnicas de READAPTACIÓN FÍSICA con las que trabajaban enfermedades como la mía y sobre cómo las iban a adaptar a mi caso. Tras este primer contacto seguí receloso de lo que me decían, pero acepté ir a la primera sesión que consistía en una evaluación física. En esta prueba, a mi parecer, se dio cuenta ya de que tenía un gran reto entre sus manos y me invitó a seguir con las técnicas que anteriormente me habían hablado.

Esta claro que acepté el reto, por ello un año y medio después me encuentro escribiendo estas palabras para contar mi experiencia. A día de hoy solo puedo decir que los resultados obtenidos durante este periodo han sido muy gratificantes para mí, tanto a nivel FÍSICO como MENTAL.

Con el trabajo que hemos realizado en los entrenamientos adaptados he podido volver a hacer cosas que ni imaginaba que volvería hacer. He recuperado estabilidad en las cosas cotidianas, como puede ser: andar; subir y bajar escalones; transportar cosas pesadas; levantarse de un asiento… Cosas imperceptibles a ojos de una persona sana, pero un mundo para los «DISTRÓFICOS» como yo. Asimismo se han reducido los dolores que ya formaban parte de mi día a día, siendo esto un gran ALIVIO.

Por último, pero no menos importante, me gustaría agradecer el trabajo y apoyo de Gaspar Sellés por las horas que hemos pasado intentando hacer algo con este cuerpo defectuoso que me han dado o como le digo muchas veces a él, el «cuerpo escombro» que tengo. En definitiva, hemos conseguido grandes mejorías y espero poder seguir consiguiéndolas.

No podría terminar estas palabras sin nombrar también a Lillo, Nora y Pere por hacerme sentir en todo momento como en casa, sois grandes profesionales y personas.

Muchas gracias a todos.

Toni Fernández