Perder grasa no es sólo por estética.

Vivimos preocupados por nuestra imagen. Que si ya no nos entra el pantalón o asoma el michelín, que si llega el verano y tengo que quitarme la barriga, y en cambio en invierno puedo dejarme, que con tanto jersey no se nota…

Hemos cometido el error de pensar que el exceso de grasa corporal es una simple cuestión estética, que la grasa no tiene repercusiones más allá del aumento de peso, y como mucho afecta a nuestras rodillas por el exceso de carga que éstas soportan.
No tomamos las riendas de nuestros hábitos alimenticios y deportivos, porque no somos conscientes de los riesgos de tener un exceso de grasa corporal.

Estos son sólo algunos ejemplos de lo que pasa en nuestro cuerpo cuando hay excesiva grasa:

  • Aumenta el riesgo cardiovascular.
  • Aumenta la hipercolesterolemia.
  • Aumenta el riesgo de padecer enfermedades hepáticas.
  • Aumenta el riesgo de padecer diabetes tipo 2.
  • Aumenta el riesgo de padecer gota.
  • Aumenta el riesgo de padecer enfermedades degenerativas de las articulaciones.
  • Aumenta la tensión.
  • Aumenta el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer.

¿Seguís pensando que es conveniente perder grasa solamente por imagen? Claramente no.  Se trata de perder grasa para una mejor salud global, y para evitar gran parte de los posibles problemas futuros que ésta genera.

Y es que,  la obesidad se ha convertido en el mayor problema de salud en los países industrializados, porque sí  se puede hablar de la obesidad como una enfermedad.
Y no hay medicamento que valga para esta patología, no existen pastillas mágicas. Y tampoco sirven de mucho las dietas milagro, el comer bien durante unos meses para alcanzar un peso deseado y volver a los hábitos anteriores.
La única solución  a esta pandemia de la obesidad es un cambio de hábitos continuado en el tiempo. Comer bien a diario y practicar ejercicio regularmente.
Y esto requiere de un esfuerzo día tras día, un compromiso con uno mismo para alcanzar una mejor versión, y un periodo de adaptación a las nuevas prácticas. Quien no hace nada no consigue nada, pero los beneficios son muchos.

Déjate guiar en tu camino hacia tu nueva versión para que sea más llevadero, es momento de tomar las riendas de tu salud. En EPersonal creamos un plan adaptado a tus necesidades combinando actividad física y nutrición para que alcances tus propósitos, y mejore así tu calidad de vida.