Soy runner o ciclista y quiero iniciarme en el triatlón… ¿Y ahora que?

El triatlón es un deporte joven, nace en California a finales de los años 70 y tiene como base tres deportes: Natación, ciclismo y carrera a pie que se desarrollan cambiando de una disciplina a otra sin detener el cronometro. Este deporte que surgió por la apuesta de 3 marines para ver que prueba de las celebradas en Hawai era más dura, cuenta cada día con más adeptos. La falta de acuerdo llevó al comandante John Collins a unir las tres pruebas en una misma carrera que se disputó por primera vez en 1978. La dureza de la carrera llevó a catalogarla como el IRONMAN (Hombre de hierro), como forma de definir a los participantes que logran su finalización. A partir de esta distancia nacieron el resto siendo la distancia sprint donde se realizan más pruebas a nivel popular (por encima incluso de la olímpica que es donde compiten los triatletas de elite)

La distancia sprint son 750 metros de natación, 20 Km de ciclismo y 5 de carrera a pie. Generalmente llanos y de gran espectacularidad por los ritmos que se alcanzan en cada segmento del mismo, así como en el cambio de uno a otro, las llamadas transiciones.

Como hemos comentado, el número de licencias de este deporte crece cada año, esto se debe a la creación de escuelas de triatlón, pero también a gente que viene de otras disciplinas deportivas que deciden probar esta nueva modalidad.

Mucha gente que corre o hace ciclismo se pregunta si podría hacer un triatlón o incluso se plantea prepararse para ello. Parece una buena ocasión para hacerlo ya que estoy en forma y la distancia sprint es asequible o al menos lo parece. Y por otro lado estas mismas personas deciden pasar directamente a distancias más complejas como medio Ironman o uno entero, ¿Qué es lo más aconsejable? ¿es correcto este paso?

Los factores de rendimiento de la distancia sprint (Cejuela Anta, Roberto, et al. “Análisis de los factores de rendimiento en triatlón distancia sprint”. Journal of human sport and exercise Vol. 2, no. 2 (July 2007). ISSN 1988-5202, pp. 1-25) y de un Ironman (Gregorie P. Millet et al. “Demandas fisiológicas del triatlón”. Journal publice Premium (2004)) son totalmente distintos, así como el desarrollo de la prueba, estrategia, importancia de las transiciones y de cada segmento. Sin embargo, para preparar ambas es recomendable ponerse en manos de profesionales cualificados que nos aconsejen y no dejarnos llevar por la euforia que se vive en este mundo. Resaltaremos unos consejos comunes para:

Runners:

  • A pesar de tener un tronco inferior desarrollado, la adaptación a la bicicleta debe ser progresiva por la posición que adoptamos y a la cual no estamos acostumbrados.
  • Entrenar el cambio del ciclismo a la carrera ya que es algo nuevo que el cuerpo debe asimilar.

Ciclistas:

  • La transferencia muscular es muy buena a la carrera, sin embargo, no estamos acostumbrados al impacto de esta y hay que ser previsores por lo lesivo que puede resultar si el cambio es demasiado directo. Buena progresión, calzado correcto, trabajo de técnica…

Ambos:

  • La natación requiere muchísima adaptación, ya que es un medio extraño para nosotros en el que no estamos acostumbrados a desplazarnos y en el que más influye la técnica. Debemos ser capaces de ser eficientes en este medio para poder afrontar el resto con garantías. Es conocida la frase entre los triatletas de “corta” distancia, “el que no nada no disputa y el que no corre no gana”.
  • Muy importante por esto y por lo comentado anteriormente un buen trabajo de fuerza, no solo para mejorar nuestro rendimiento sino para crear una buena base muscular que nos aporte armonía y control motor en momentos de fatiga previniéndonos de lesiones. El triatlón es la suma de tres deportes cíclicos por ello debemos compensar posibles desequilibrios generados, por los mismos.
  • Realizar prueba de esfuerzo para ver si nuestro corazón está preparado para el esfuerzo, además con ella obtendremos zonas de entrenamiento para desarrollar nuestras capacidades físicas de manera correcta.
  • Muy recomendable realizar la adaptación por todo lo comentado aconsejados por un entrenador que nos guie en cada momento y controle todos estos factores.

 

Gustavo Fernández

 

Bibliografia:

GREGORIE P Millet et al. “Demandas fisiológicas del triatlón”. Journal publice Premium (2014)

CEJUELA ANTA, Roberto, et al. “Análisis de los factores de rendimiento en triatlón distancia sprint”. Journal of human sport and exercise [en línea]. Vol. 2, no. 2 (July 2007). ISSN 1988-5202, pp. 1-25. http://www.jhse.ua.es/vol2/num2/JHSE_2_2_1.pdf [consulta: 12 septiembre 2007]