¡Siguiendo a Papá! El mejor ejemplo…

Se acerca el día del padre y desde EP queremos aprovechar para, dejando de lado estereotipos comerciales, rendir homenaje a todos esos padres que transmitieron y transmiten a sus hijos los valores del deporte, de la actividad física, y de unos hábitos de vida saludables.

Las personas aprendemos a través de lo que vemos y oímos, pero solo a través de lo que hacemos o sentimos somos capaces de transformarnos y convertirnos en el adulto que seremos el día de mañana.

Por ello queremos rendir homenaje esta semana, a todos aquellos padres que dedican o dedicaron su tiempo a jugar con sus hijos, a montar en bici con ellos, llevarles a sus partidos o sentarse en la grada haga frío o calor.

A todos aquellos que cuando acaban solo les preguntan si se lo han pasado bien, y el resultado queda en segundo plano. Hoy queremos rendir homenaje a cada uno de los padres que hace todo esto sabiendo que su hijo no llegará a ser un ídolo de masas, ni un icono de las grandes marcas; pero que les están regalando a sus hijos salud, felicidad y un futuro lleno de calidad de vida.

Ahora os dejamos con algunos ejemplos de sagas deportivas familiares. ¡Algunos os sorprenderán!

1

Stephen Curry y Dell Curry.

 Padre e hijo jugadores NBA. Más curioso es que padre e hijo protagonizaran una campaña publicitaria cuando este era solo un niño.

 

 

2

 

Paolo y Cesare Maldini.

Míticos jugadores del AC Milán y la Selección Italiana. En el debut de Paolo pocos auguraban que superaría la leyenda de su padre Cesare.

 

 

3

Carles y Sergio Busquets.

Jugadores del FC Barcelona. Además de llegar a formar parte ambos del primer equipo. Padre e hijo llegaron a integrar de forma simultánea la primera plantilla como entrenador y jugador.

 

 

4

Floyd Maeweather y Floyd Maeweather Junior.

Aunque su padre no llegó a ser uno de los grandes, Floyd Junior ha logrado llevar el apellido Maeweather a la cima.

 

 

5

Graham Hill y Damon Hill.

Históricos de la velocidad. Damon se crio entre el paddock mientras su padre se proclamaba bicampeón del mundo. 20 años después de la muerte de su padre era Damon el que se convertiría en gran Campeón.

 

 

6

 Eddy Merckx y Axel Merckx.

Siendo su padre “el caníbal” raro hubiera sido que Axel no dedicara su vida al ciclismo. A pesar de ello, la alargada sombra de Eddy impidió brillar a Axel.

 

 

 

 

 

78

Yanick Noah y Joakim Noah.

Caso extravagante donde los haya. Padre e hijo alcanzan la cima en dos deportes totalmente distintos.